lunes, 10 de abril de 2017

Independencia y otras Palabras usadas como arma para reprimir y encarcelar a los pueblos



Cuando Orwell escribió su novela 1984 y describía los ministerios de esa distopia totalitaria de izquierda, dio en el clavo al describir el mundo de mentira y cinismo que definen a la izquierda totalitaria. Tal vez porque lo vivió en carne propia, cuando participó como soldado de las brigadas internacionales solidarias con la República Socialista Española durante la Guerra Civil Española.

"Recuerdo que una vez le dije a Arthur Koestler: «La historia se detuvo en 1936», a lo que asintió con una inmediata comprensión. Ambos estábamos pensando sobre el totalitarismo en general, pero más concretamente sobre la Guerra Civil española. Antes ya había notado que ningún suceso es correctamente relatado en la prensa, pero en España, por primera vez, vi periódicos cuyos reportajes no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la mínima relación que se sobreentiende en una mentira ordinaria. Vi narradas grandes batallas donde no había existido combate alguno, vi completo silencio allí donde cientos de hombres habían muerto. Vi soldados que habían luchado valientemente ser denunciados por cobardes y traidores, y a otros que nunca habían visto pegar un tiro ser ensalzados como los héroes de victorias imaginarias; vi periódicos en Londres que vendían estas mentiras y vi a ávidos intelectuales construyendo superestructuras emocionales sobre eventos que nunca habían tenido lugar. Vi, de hecho, la historia escrita no en términos de lo que sucedió sino de lo que debería haber sucedido de acuerdo con diversas «políticas de partido»..."
George Orwell, Recuerdos de la guerra de España, 1943

Se inspiró en los avatares que sufrió durante esa experiencia, avatares que le sirvieron como base para crear ese libro genial y terrible que es 1984, una distopia que ahora casi se transforma en realidad en nuestra atribulada Venezuela. 

En el régimen que gobernaba en 1984 habían cuatro ministerios principales:
  • El Ministerio de la Verdad, que se dedicaba a las noticias, a los espectáculos, la educación y las bellas artes, y en esencia a crear una verdad que se ajustaba a lo que deseaba el régimen, sin importar su certeza. El ministerio de La Mentira.
  • El Ministerio de la Paz, que se dedicaba a la Guerra. 
  • El Ministerio del Amor, encargado de mantener la ley y el orden, de reprimir, perseguir, encarcelar y torturar a los disidentes.
  • El Ministerio de la Abundancia, al que correspondían los asuntos económicos. Encargado de administrar la escasez y ocultar la realidad económica.

El chavismo no es una distopia sino una cruda realidad, que se acerca tanto a 1984 que hasta creó el Vice ministerio de la Máxima Felicidad; e incluso utiliza una neo lengua para denominar a sus ministerios "MINPOPO" (Ministerio del Poder Popopular para ...) y juega con las palabras Patria, Independencia, Soberanía y Pueblo para hacer maldad: Encarcelamientos, represión, asesinatos, vetos, criminilización. emigración forzosa...

El chavismo como todo totalitarismo usa ciertas palabras como armas arrojadizas para descalificar, acusar, y destruir moralmente a la gente que disiente, para después armar todo un mecanismo dizque "legal" para reprimir, encarcelar, inhabilitar, expulsar del país, a la gente que piensa distinto.
 
Las palabras más usadas en ese verbo de predicador evangélico de películas de Hollywood son Patria, Socialismo, Independencia, Soberanía, Pueblo e Igualdad. Todas las usan de modo ampuloso, soberbio e hipócrita. Porque para ellos son simples armas arrojadizas que los ayudan a permanecer en el poder y seguir saqueándolo y disfrutando de esas mieles.

Si nos detenemos en la palabra Independencia, y su practicamente sinonimo Soberania, vemos como la usan como arma para justificar represión, persecución y muerte. Pero ¿ Cual es el deber ser de la palabra INDEPENDENCIA?

¿Cual debe ser nuestra Referencia de lo que es INDEPENDENCIA? Independencia en el contexto usado por los totalitarios refiere a un país. Un país refiere a un espacio geográfico y a su gente. Entonces es importante reflexionar como esa Independencia se refleja en el bienestar y la libertad de la gente que vive en ese país. Acaso no fueron independientes el Imperio Romano, la Rusia Zarista, la Alemania de Hitler, e incluso para los anti imperialistas los Estados Unidos racistas.

Obviamente la relación entre independencia nacional y "bienestar y libertad" del pueblo no siempre es positiva. Usualmente los que tienen independencia son las elites de burócratas que controlan el poder, mientras que el pueblo llano vive del pan y el circo que estos ofrecen: arrinconado, necesitado, reprimido y sin libertad.

Hoy millones de venezolanos sentimos que cada día en este régimen somos menos independientes, sentimos que se nos ha coartado la libertad tanto de opinión como económica por un grupete de Venezolanos que con el cuento del socialismo se han adueñado de los medios de producción del estado y ejercen una fuerte presión económica para que hipotequemos nuestros principios, destruyendo nuestra independencia económica, haciendos necesitados y dependendientes del estado, de modo de ser dóciles victimas sensibles al chantaje, de tal manera que perdamos la dignidad y el respeto a nosotros mismos, y nos convirtamos simplemente en obedientes siervos absorbidos por el día a día que conllevan las privaciones y la falta de sustento seguro. Entonces desde este aspecto les aseguro que NO somos para nada Independientes.

La lucha por la Independencia se usa también como justificación para la permanencia eterna en el poder de una pequeña élite y para la destrucción de la libertad y la capacidad de disentimiento de la mayoría de la población. No es extraño entonces que los regiménes totalitarios de izquierda o derecha usen la palabra INDEPENDENCIA como justificación para reprimir y encarcelar a compatriotas.

Otro aspecto de la Independencia que hay que revisar es la capacidad de un país para proveerse por si mismo de lo mínimo necesario para sus actividades económicas y sociales. La pregunta es ¿Somos hoy menos DEPENDIENTES de los productos extranjeros que antes?, y la respuesta se ve en las estadísticas de producción, de exportación, e importación que se pueden consultar en organismos mundiales (ALADI, ONU, etc.). Hoy somos mucho más DEPENDIENTES que antes, y la tendencia seguirá siendo la misma. No somos mas INDEPENDIENTES sino todo lo contrario. Lo que destacan estas estadísticas es que Venezuela no exporta casi nada fuera del petróleo, y que la producción petrolera se ha caido en todas sus áreas..

La Independencia también la usan como justificación para seguir convirtiendo al gobierno nacional en un gobierno militar, por eso no es extraño tampoco el incapie que hacen en el fortalecimiento del poder militar  involucrándolo en todos los aspectos de vida civil con la disculpa de la defensa integral de la Patria, y la manoseada alianza civico militar, que no es mas que la servidumbre de lo civil a lo militar. El efecto real de todo esto, es que en los regímenes de Izquierda Totalitaria (como el Chavista en Venezuela, el de Castro en Cuba, etc) los militares controlan la sociedad, ya que monopolizan  el poder de fuego y el poder político.

Así vemos como la palabra Independencia, que de por sí es Bella, la convierten en un Demonio que busca Victimas y hace Esclavos.

Venancio Loval

No hay comentarios:

Publicar un comentario