jueves, 29 de diciembre de 2016

Chávismo Saqueo, Cinismo y Complicidad






El objetivo es Saquear no Producir:

Lo que resume la tragedia venezolana es que a la élite chavista lo único que le interesa es el saqueo de las riquezas del país: el petróleo, el hierro, el aluminio, el oro. Por eso para ellos el acabar con la industria y el emprendimiento personal del venezolano no es un error producto de su incapacidad, sino que es un objetivo estrategico necesario para controlar el poder e imponer la dictadura permanente, y derrotar la justa protesta social.

Además de los recursos nacionales otra fuente de saqueo de la élite, la nomenclatura, la casta chavista, es la explotación del pueblo venezolano, ya desposeído, desnudo y necesitado. Por eso cualquier venezolano medianamente independiente económicamente es enemigo del régimen. La idea es que las industria, los servicios, la agricultura sean propiedad de extranjeros, que se asociarán con el estado y que puedan disponer de una mano de obra con salarios miserables de 20 0 30 $US mensuales. La tajada del León será para la élite chavista y para las empresas extranjeras.


Cinismo en la palabra y en la acción:
 
Los discursos de la élite saqueadora utilizan la palabra como instrumento para la creación de una mentira mediatica, sistemica que oculte la cruda realidad. En un ejercicio de cinismo impensable hablan de éxitos economicos, sociales , de igualdad, de dignidad, etc. ¡Que caradura, hay que ser, que cínico perverso hay que ser para decir ¡ "Las escuelas, las universidades son gratis; la asistencia médica es gratis. Solo hay un 6% de parados". El articulo "Totalitarismo y Mentira" http://reflexionvenezuela.blogspot.com/2016/07/totalitarismo-y-mentira.html en este mismo blog hace una reflexión al respecto.

Pero la realidad es que Venezuela atraviesa la peor crisis en toda su historia: económica, politica, social y moral.

En Venezuela No hay trabajo porque el aparato productivo fue destruido por el chavismo por su corrupción, ineptitud, pero también como parte de la estrategia ejecutada para el control del poder de modo permanente.

En Venezuela no hay medicinas, una simple azitromicina no se puede conseguir. La luz la quitan o se cae diariamente entre 3 o 4 horas, y a veces por 3 o 7 días. Hay gente que tiene años que no le llega agua potable a su casa y tienen que pagar camiones cisternas para obtener agua muy costosa y bajo condiciones sanitarias dudosas. El aseo urbano que antes pasaba 2 veces a la semana con regularidad ahora pasa cada 7 o 10 días, o cuando les da la gana,  lo que ocasiona que proliferen las moscas por miles. El gas para cocinar que se maneja con bombonas; antes la compañía de gas lo llevaba a la casa de la gente oportunamente, ahora hay que irlo a buscar a depósitos con colas de 4 o 6 horas.  Es casi imposible comprar en los supermercados, las colas para comprar comida implican de 6 a 8 horas de espera bajo un sol tropical inclemente. La educación de calidad de las universidades autónomas viene siendo desmantelada, la mayoría de los educadores preparados se han ido del país ya que no ganan más de 30 $US al mes.El país pareciera ocupado por un ejército enemigo, la salida de los pueblos está lleno de militares, en las calles de la ciudad, en las colas que hay para cualquier cosa. Los militares nos rodean armados como aquellos nazis que controlaban a los franceses. Es una tragedia, pero lo peor es la complicidad de muchos con los totalitarios.


La complicidad criminal como ejercicio de cinismo:

Pero ante esta realidad hay gente que miente sin rubor, que tienen un corazón frio, que solo velan por sus intereses. Hay gente que se dice de izquierda y son lo peor, apoyan ese fascismo totalitario que representa el chavismo. Que riñones decir "lo que quieren es que el pueblo regrese a la miseria en que se encontraba antes de Chávez", es cinismo y complicidad criminal. El pueblo venezolano está cada vez más pobre, oprimido y chantajeado por un Stalin tropical del siglo XXI. Ese mismo Stalin que tuvo apoyos a pesar de su terror y sus asesinatos.

Aforismos

El único golpe que caminaba por Latinoamérica era el del pensamiento único totalitario.

La consigna "Patria Socialismo o Muerte" no es ni pacifica ni tolerante sino esencialmente totalitaria.

Vaciar de poder a la Asamblea Nacional, militarizar todos los aspectos de la sociedad para sostener el control social de una élite, es terrible.

Las Caras Duras:

Hay caras duras  que apoyan la aberración. El filosofo frances Sartre apoyo a Stalin que segó la vida de casi todos los líderes del bolchevismo, y de decenas de miles de inocentes. El famoso muralista mexicano David Alfaro Siqueiros intento asesinar a Trotsky. Ambos (Sartre y Siqueiros) bajo el precepto de "el fin justifica los medios".  

Hay gente que grita soy de izquierda, soy digno, soy amor y andan por ahí  defendiendo y aupando la muerte, el terror, la persecución y profundizando la desigualdad entre la élite del partido "los imprescindibles", y los pobres, esos oprimidos, sometidos, "prescindibles" y siempre bajo sospecha.


Hoy en Venezuela lo que hay es dictadura de facto, pero no una dictadura a secas, sino la totalitaria, que te quiere controlar en todo y explotarte en todo, que apenas se recubre con una mascara democrática.

Venancio Loval

No hay comentarios:

Publicar un comentario