jueves, 29 de diciembre de 2016

Homicidios Intencionados por 100 mil hab. 1995 - 2016 en Venezuela.






Los cinco países con más homicidios en el mundo en el 2013

Según el informe global de Homicidios 2013 de la Organización de Naciones Unidas, cinco países de América encabezan la lista en cuanto al promedio de asesinatos por cada 100.000 habitantes:

Honduras: tasa de homicidios: 90,4 por cada 100.000 habitantes. Total de muertos: 7.172. (En este país, uno de cada 280 varones de entre 30 y 44 años y uno de cada 360 entre 15 y 29 años son víctimas de homicidio cada año).
 
Venezuela: tasa de homicidios: 53,7. Total de muertos: 16.072. (Es el único país de Sudamerica cuya tasa de homicidio ha aumentado consistentemente desde 1995).
 
Belice: tasa de homicidios: 44,7. Total de muertos: 145.
El Salvador: tasa de homicidios: 41,2. Total de muertos: 2.594.
Guatemala: tasa de homicidios: 39,9. Total de muertos: 6.025.
 
Como ven todos son países centroamericanos excepto Venezuela, en todos hay control de armas.


Mapa Mundial de la tasa de Homicidios Intencionados por 100.000 habitantes 2014

En el mapa mundial de abajo se ve la tasa de Homicidios Intencionados por 100.000 habitantes para el 2014 asignándoles un color de acuerdo a la intensidad simulando un termómetro.


En el mapa podemos apreciar que en Europa, Canadá, Australia, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda, que son países desarrollados, con democracias sólidas, cuerpos policiales confiables, baja impunidad, buena economía y control de armas hay tasas bajas de homicidios (fluctúa entre 0,6 y 1,5 x 100 mil hab. 2014).

Indonesia  (0,5 x 100 mil hab. 2014) es un caso particular donde hay una democracia débil, una economía mediana, un país musulmán que castiga duramente los delitos y una tasa de homicidios baja.

También destaca que China (0,8 x 100 mil hab. 2014) siendo un país en dictadura, pero con una economía capitalista boyante, que también por razones políticas debe tener control de armas también tiene una tasa de homicidios baja.  La India, Bangladesh (3,2 x 100 mil hab. 2014),  el norte de África mediterranea también tienen baja tasa de homicidios pero un poco mayor (de 1,0 a 3,2 x 100 mil hab. 2014).

Estados Unidos es un país desarrollado, democrático, sin control de armas y tiene una tasa de homicidios baja (3,9 x 100 mil hab. 2014 ) vs por ejemplo la de Venezuela (de 62,0 x 100 mil hab. 2014) pero casi el triple que la de Canadá que es de 1,4 x 100 mil hab. 2014.

La parte terrible esta en América Latina y el África Negra (Sudafrica presenta la tasa más alta de 33,0 x 100 mil hab. 2014). En América Latina especialmente en Centro América y el Norte de Suramerica. En números la situación es: Honduras 74,6; Venezuela 62,0; Brasil 34,6; Colombia 27,9; México 15,7; Argentina 7,6; Perú 6,7; Chile 3,4 por 100 mil hab. en 2014. Los países con las tasas más altas tienen una democracia muy débil, o simplemente dictaduras como las de Nicaragua y Venezuela, y economías fracasadas e improductivas, donde la cleptocracia genera pobreza, falta de trabajo e impunidad ante el delito, donde las policías no son confiables y están penetradas por la delincuencia y el narcotrafico. En estos países el ciudadano esta completamente desguarnecido y a merced del hampa.


Histórico de la tasa de Homicidios Intencionados por 100.000 habitantes 1995 - 2016 Venezuela

El caso de Venezuela que ha presentado un incremento de la tasa de homicidios consistente desde que el chavismo tomo el poder se muestra en la siguiente tabla y gráfica.


El régimen chavista a través de la Fiscal General da para 2015 la cifra de 58,2. diferente a la suministrada por ONG OVV. Sin embargo la realidad es que con el chavismo Venezuela paso a ser uno de los paises mas peligrosos de mundo, el segundo país con mas homicidios y uno de los de mayor impunidad.


El Derecho a tener Armas ante al Impunidad

Cuando pequeño en un pueblo del centro de Venezuela por allá a principios de los 60. Todas las familias de mi pueblo tenían al menos un arma en su casa: escopetas, rifles, pistolas, chopos, etc. Eran los 60, se salía de la dictadura de Pérez Jiménez y se entraba a la época de la guerrilla, a veces el régimen allanaba una casa y decomisaba las armas, pero a pesar de ello, recuerdo que aún a fines de los 60 con la guerrilla ya replegada y en proceso de pacificación la mayoría de las familias tenían armas para defenderse. Sin embargo mi pueblo era completamente pacífico.

 
Hoy, en la segunda década del siglo XXI la gran mayoría de mis vecinos no tienen armas, todos viven encerrados entre rejas y con miedo, la mayoría acepta el consejo de entregar todos los bienes o dinero que te exijan sin protesta alguna. El lineamiento es ser dócil con los ladrones,  no mirarlos a la cara para evitar represalias, en fin ser unos mansos corderos ante el hampa; que sí está armada hasta los dientes. Si sumas esa situación, a la realidad de que la policía no hace nada para controlarla, de hecho la impunidad ronda el 98% (http://observatoriodeviolencia.org.ve/tag/impunidad/), e incluso cuando te atracan en tu propia casa te advierten los mismos delincuentes de que tienen socios en la policía y que no debes denunciarlos porque inmediatamente ellos serían notificados y tú correrías todos los riesgos.

El derecho a las armas es el derecho a defenderse sin necesidad de esperar que el estado lo haga por ti. Cuando se habla del derecho a tener armas se tiende a pensar que si lo hay se dispara la violencia y el odio. Sin embargo, la violencia y el odio es generado más por las ideologías totalitarias y las religiones, así como por los altos niveles de impunidad, que por el derecho a tener armas. En Venezuela las armas están prohibidas, y la violencia y el odio campean libres fuertes y solidas en todo ámbito. El pueblo reza porque no le toque algún día enfrentar a  ladrones y asesinos armados, y tener que aceptar la humillación que esto implica. 

Crea más violencia la seguridad de que no habrá castigo alguno después de cometer un robo o un homicidio.

Crea mas violencia las consecuencias de la corrupción cleptócrata de un régimen saqueador e inepto, que arrinconan sin trabajo y sin ingresos a los mas humildes.
 
Crea más violencia una religión que considere que la guerra santa y morir en ella es un honor y un pase directo al cielo, que considere que ellos son los únicos que conocen la fe verdadera y que los demás son infieles y perversos. 

Genera más violencia una ideología cuya consigna sea PATRIA, SOCIALISMO o MUERTE, y que al igual que las religiones intolerantes piensa que son los únicos que tienen la razón y que los demás son traidores y apátridas; y que además manejan la teoría de las luchas de clases para generar violencia y terror contra sus enemigos.

Un pueblo educado, con valores democráticos y de libertad que tenga derechos a tener armas no generará tanta violencia como las religiones intolerantes y las ideologías totalitarias, como la completa impunidad ante el crimen, como la desvergonzada cleptocracia de la élite de un régimen.

La imposición del estado sobre el ciudadano al quitarle su derecho a defenderse puede ser válida en un estado democrático que vele por sus ciudadanos, y cuya policía sea sana y controle realmente la delincuencia, pero el secuestro de la libertad de tener armas a los ciudadanos, por un estado que conforma milicias armadas y colectivos violentos para controlarte políticamente es un exabrupto, y donde además reina la impunidad, la pobreza y la falta de trabajo, es una acción premeditada contra la seguridad de toda la población.

Venancio Loval
 
Referencias
  1. Los cinco países con más y menos homicidios en el mundo BBC http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/04/140408_onu_informe_homicidios_mundo_jg 
  2. Homicidios Intencionados http://www.datosmacro.com/demografia/homicidios
  3. Banco Mundial Homicidios Intencionados por cada 100 mil habitantes Venezuela http://datos.bancomundial.org/indicador/VC.IHR.PSRC.P5?locations=VE
  4. 2016: OVV estima 28.479 muertes violentas en Venezuela http://observatoriodeviolencia.org.ve/2016-ovv-estima-28-479-muertes-violentas-en-venezuela/


No hay comentarios:

Publicar un comentario