martes, 31 de octubre de 2017

Cuando el cerco se estrecha. "Como se domestican cochinos salvajes"

La Historia
 
Esa es la historia que un amigo me cuenta sentados en un restaurante de esta Venezuela cada vez más desconocida y más atroz.

Él me explica: Previamente y durante todo el proceso el cazador procura que sea muy difícil encontrar comida en el entorno de los cochinos. Luego el cazador lanza una cerca pero que no obstaculice la panorámica frontal que visualizan los cochinos, y les lanza comida. Ellos no se inmutan por la nueva y única cerca, algunos pocos retroceden con sospecha, pero la mayoría sigue comiendo sin importarle la bendita cerca. Luego el cazador lanza otra cerca paralela a la anterior. Los cochinos apenas las miran, siempre miran de frente, y van a por la comida sin prestarle importancia. Después el cazador, espera un poco para ponerles otra cerca, en la parte de atrás del frente. En esta situación varios cochinos se alborotan, retroceden, otros pocos se van, la mayoría espera y ve a la comida tan cerca que se envalentonan entran y comen con tranquilidad. El cazador espera un poco más, y lanza la última cerca pero le deja una amplia entrada sin puerta. Los cochinos de nuevo se alborotan, sospechan y se muestran ariscos, sin embargo los más hambrientos van entrando poco a poco, comen y se van sin problemas. Eso hace que otros que van teniendo hambre decidan pasar y comer ¡total no pasa, nada!. Mientras tanto el cazador espera. De modo que al transcurrir el tiempo la mayoría de los cochinos ya ingresan con confianza y sin sospecha a ese espacio cerrado donde comen.  Un día, cuando la mayoría de los cochinos comen el escaso alimento que les da el cazador, en ese espacio casi cerrado ponen una gran puerta y apresan totalmente a los cochinos. Estos al darse cuenta dan vueltas furiosos en el corral que se ha convertido su entorno, vueltas y vueltas frenéticas, antes de que el hambre, el conformismo, la sumisa aceptación de su destino los haga de nuevo ir al comedero, cada vez más pobre, que el cazador le pone a sus cochinos atrapados.


El Cerco se estrecha:
 
Al 30/10/2017 una caja de 7 pastillas de pantoprazol genérica cuesta 30.000 Bs, es decir 1 pastilla vale 4.285 Bs, es decir en 30 días tomando una diaria se gastan 128.571 Bs. El salario mínimo es de 325.544 BS http://www.el-nacional.com/noticias/economia/maduro-aumento-salario-minimo-pensiones_202627, lo que indica que solo la toma de una pastilla una vez al día representa el 39,49% del salario mensual. Esto muestra que es imposible para el venezolano de a pie pagar sus medicinas. Evidentemente esto lo hace la dictadura a propósito, con premeditación y alevosía, el objetivo es convertir al venezolano en un sujeto necesitado y susceptible al chantaje. Solo aquellos conectados con los micro poderes de la dictadura tendrán la vía de adquirir las medicinas, y eso aplica para todos los aspectos de la vida: la comida, los cauchos, el cemento, el trabajo,..... En fin el cerco se estrecha.
 
La estrategia actual del régimen es expropiar (robarle) indirectamente los ingresos a los venezolanos que no están en el círculo de poder, de seguidores, de vigilantes y de ovejas conformes. Usando para ello la inflación y un costo incluso mayor al dolarizado de los bienes. De este modo a todos los que reciben remesas, a los que trabajan por internet y cobran en Bs pero un salario más digno, a los que aún producto de su trabajo y sus negocios decentes reciben buenos ingresos, el régimen les pasa raqueta (les quita su dinero) a través de sus micro poderes y sus mafias (ellos son los que controlan los bachaqueros (los que venden a precio de mercado negro), las mafias del cemento, de la harina de trigo, de las medicinas, de las cabillas, de los ...) dejándoles sin nada apenas para sobrevivir. 

¿Que implica la situación anterior? Que cada vez quedaremos más atrapados, mas susceptibles y mas débiles para enfrentar el chantaje económico de un régimen inmoral y perverso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario